5/21/2010

Este es un verso que le robé a Pablo Neruda, que decía que el a veces se cansaba de ser hombre sobre todo cuando uno lee los diarios, cuando ve la tele, uno se cansa de ser hombre. Y aunque a mi me hubiera gustado llevarle las cartas a Pablo Neruda, no dudé cuando le robé un verso si lo he necesitado.

Ya ves, a veces me canso de ser hombre y también me agota escuchar que todo va bien y ver tristes hombres mirando al sur y no existir si no me miras tú. Ya ves, a veces me canso de perderte y saber que estamos solos y no va a volver Guevara para darme la razón de no verte tendido en mi colchón y mientras tanto, estrepitos de andamios, pateras y naufragios desvelan nuestros sueños y mientras tanto si hoy se cae la Habanna, el día de mañana... ¿Quien será nuestro dueño?
Así yo digo para recordar que sigues a mi lado, que aún sueñas despierto porque así vencemos el cansancio, así yo digo para recordar que aún seguimos vivos, si no ves más allá de tu horizonte estaremos perdidos.
Ya ves... a veces me canso de ser libre de ser, libre para venderme y caer muerta donde mi libertad prefiera (siempre al otro lado de tu frontera) Ya ves... a veces me canso de mí, de no tener valor para buscarte y cometer todo delito que este amor exija. "Quieta ahí, tus labios o la vida".
Y mientras tanto si arde Lacandona, si Marcos abandona.. ¿Quien será nuestro dueño?

2 comentarios:

ian dijo...

Esa frase de Neruda es fantástica. Muchas veces me pasa lo mismo. Quiero no-existir. Pero no en el sentido de dejar de existir, morir; sino simplemente no-ser.

"Ysech" dijo...

Walking around. Es tremendo ese poema.

Por suerte a veces, "sucede también que, sin saber cómo ni cuando, algo te eriza la piel y te rescata del naufragio."